140 imputados por fraude a la Seguridad Social en Granada

El volumen de imputados es tal que la Policía los ha citado de 30 en 30 durante esta semana. A los detenidos se les considera autores de un fraude por declarar altas laborales ficticias para lograr prestaciones y subsidios.

La mayor operación policial desarrollada en Granada en los últimos años está en marcha. La Policía Nacional ha imputado a más de 140 personas por presunto fraude a la Seguridad Social. Los treinta primeros declararon ayer y fueron detenidos, según confirmaron fuentes oficiales del Cuerpo Nacional de Policía. Los 110 restantes deberán comparecer entre hoy y el viernes en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía.

escudo_policia_nacionalEntre los arrestados hay empresarios y trabajadores. La estafa que se les imputa consiste en haber realizado operaciones de altas y bajas en la Seguridad Social -en connivencia unos con otros- para solicitar subvenciones mediante contratos supuestamente ficticios y para lograr otro tipo de subsidios, como prestaciones por desempleo o cotizaciones para la jubilación. “La mayoría es gente que figuraba dada de alta en la Seguridad Social como trabajadores sin ser cierto”, informaron fuentes policiales.

El fraude detectado en Granada es de tal magnitud que los investigadores consideran que la cifra de imputados se podría disparar hasta los 400 en los próximos dos meses. Por el momento ya han sido citados a declarar durante esta semana más de 140 implicados en la trama. Los funcionarios encargados de la investigación tomaron declaración ayer a los treinta primeros.

Los detenidos fueron informados de los delitos que se les imputan y declararon, en presencia de un abogado, sobre su presunta relación con la red de estafadores desarticulada. Después de esos trámites fueron reseñados en las dependencias de la Policía Científica -para elaborar la ficha policial- y quedaron en libertad, la mayoría con cargos.

Desde Madrid. La investigación está coordinada por tres equipos de inspectores especializados en este tipo de fraudes que se han desplazado desde Madrid y se desarrolla con absoluto hermetismo. Ayer, de hecho, muy pocos funcionarios de la Jefatura Superior sabían que se produciría esta oleada de detenciones. Ni siquiera los encargados de la seguridad del recinto, que pusieron alguna que otra pega a las personas que había sido citadas a declarar en dependencias policiales para comunicarles los motivos de su imputación y leerles sus derechos como detenidos.

Los investigadores han previsto entre treinta y cuarenta declaraciones diarias con el fin de agilizar la investigación y para no colapsar las dependencias policiales. Cada imputado respondió, en presencia de su letrado, a las preguntas realizadas por el equipo de investigadores. Al cierre de esta edición seguían confeccionándose las diligencias de la primera treintena de detenidos. Por el momento se desconoce la identidad de los imputados.

A %d blogueros les gusta esto: