Policías que no pisan el acelerador

policiaradar

Fuente: La Razón.es

  • Los agentes tendrán que pagar las multas por exceso de velocidad
  • No podrán saltarse radares ni semáforos sin perder puntos

Buenas noticias para aluniceros, bandidos y maleantes en general. A partir de ahora, si los policías nacionales les pillan «in fraganti» o les dan alcance tras una llamada a emergencias, puede que no vayan a pisar el acelerador para atraparles. Al menos, si hay un radar cerca.

Porque desde el pasado mes de noviembre, si un agente de servicio al volante de un coche patrulla comete una infracción de tráfico, deberá abonar la multa y perder puntos del carné de conducir si así lo exigiese la sanción. Una medida surrealista cuya finalidad es difícil de adivinar. Lo mismo ocurrirá si los policías se saltan un semáforo, realizan de forma incorrecta alguna maniobra, o no respetan las señalizaciones.

Esta iniciativa no afecta sólo a los agentes uniformados, también la deberán cumplir los agentes de paisano e incluso los conductores o escoltas de las autoridades. No siempre ha sido así. Antes, si los agentes cometían estas infracciones al volante era el propio Ministerio de Interior, de quien depende la Dirección General de Tráfico, el que tramitaba sus multas.

Ahora, será cada agente de forma individual el que tendrá que recurrir la sanción si así lo considera. Una reacción lógica teniendo en cuenta que durante, por ejemplo, las persecuciones policiales o al acudir a un aviso de urgencia, se suele conducir a velocidades vetadas para el resto de los ciudadanos. «No quieren persecuciones»

Por eso, aunque a la postre, finalmente no tengan que abonar la multa, sí tienen que tramitar ellos mismos el papeleo. Un engorro que podría provocar que los propios policías prefieran no sobrepasar los límites legales al volante mientras trabajan aunque, en teoría, sea su obligación acudir con celeridad cuando sean requeridos sus servicios. Los radares no son los únicos obstáculos a la hora de patrullar por las calles de la Comunidad. Cualquier otra infracción en materia de seguridad vial está también vetada para los policías.

En estos casos es más complicado que la multa se haga efectiva ya que, serían los agentes municipales quienes tendrían que sancionar a los nacionales si se saltan un semáforo, realizan un cambio de sentido incorrecto a cogen mal una rotonda. Una situación que roza el absurdo.

Por ello, la Unión Federal de Policía (UFP) exige que esta medida desaparezca y todo vuelva a la normalidad. Su secretario provincial considera esta iniciativa una «barbaridad que no tiene ni pies ni cabeza». Alfredo Perdiguero augura que esta medida «sólo logrará que ningún agente se la juegue si está de servicio subido a un coche. Para qué vas a acelerar al perseguir a un delincuente si es posible que te multen por hacerlo», se pregunta. «Es de locos que estas cosas sucedan en el Cuerpo», insiste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: