Sin casco no hay moto

La DGT inmovilizará el vehículo de motoristas sin protección, multará con 150 euros y quitará tres puntos

La Dirección General de Tráfico (DGT) quiere acabar con aquellos conductores que todavía no llevan puesto el caso cuando circulan en moto y ha decidió tomar medidas expeditivas: si no hay protección, no hay vehículo. Los agentes lo inmovilizarán, le impondrán al piloto una multa de 150 euros y le quitarán tres puntos del carné de conducir. «Si no tiene casco, tiene dos opciones: o bien va a su casa a buscarlo o bien va a comprarse uno, porque la moto va a quedar inmovilizada», explicó Pere Navarro, máximo responsable de la DGT y motero confeso.
Recordó, en la presentación de esta nueva campaña, que el uso del casco protector reduce la gravedad de las lesiones en un 72%, disminuye el tiempo de hospitalización y la probabilidad de muerte se reduce en un 39 por ciento.
La primera fase de esta nueva iniciativa se desarrollará en Extremadura, Murcia y Andalucía entre el 15 de mayo y el 31 de julio. La DGT eligió estas comunidades autónomas porque es donde reside el mayor parque de vehículos de dos ruedas y donde más infracciones se cometen. Sólo el 43% de los motoristas del sur de España se pone el casco, según los datos de un estudio realizado por el Observatorio Nacional de Seguridad Vial. Los últimos cálculos de la DGT apuntan a que los accidentes de moto representan un 17% de los siniestros, mientras que el ciclomotor es el vehículo que provoca más fallecimientos en accidentes de tráfico entre jóvenes de 15 a 17 años.