Heridos cuatro policías locales de Nerja al reducir a un joven agresivo

Fuente: Sur.es
uniforme-policia-local1Cuatro agentes de la Policía Local de Nerja resultaron heridos de diversa consideración en un altercado protagonizado por un ciudadano rumano en las inmediaciones del parque Verano Azul.
Los hechos ocurrieron hace unos días, cuando los policías acudieron para identificar al joven, de 21 años, que había protagonizado instantes antes un incidente en un supermercado cercano, al insultar supuestamente a varias cajeras y romper algunas botellas de bebidas.
Cuando los agentes le instaron a identificarse, el hombre empujó con fuerza a uno de ellos, según informaron fuentes cercanas al caso.
Inmediatamente, su compañero intentó reducirlo, a lo que el joven presuntamente respondió con nuevos golpes y patadas. En el forcejeo, uno de los agentes se fracturó el brazo, y otro se lesionó una muñeca. Hasta el lugar tuvo que acudir de inmediato una segunda patrulla de refuerzo de la Policía Local, y estos dos agentes también sufrieron contusiones en varias partes del cuerpo mientras reducían al individuo, que carecía de antecedentes penales.
El joven, al que se le intervino una navaja de grandes dimensiones y un cuchillo, fue detenido por un supuesto delito de atentado a la autoridad, y ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Detenido un hombre que intentó apuñalar a un Guardia Civil

Un hombre de 38 años ha sido detenido por la Guardia Civil en Torvizcón (Granada) después de que intentara apuñalar a un comandante, que tuvo que dispararle en una pierna para evitar la agresión, han informado a Efe fuentes del instituto armado.
El suceso se produjo a las 18.00 horas de ayer cuando el agente se dirigió a un bar de copas de la localidad donde se había requerido la presencia de la Guardia Civil porque M.A.T.C. estaba amenazando a la gente con un arma blanca.
Tras personarse en el lugar, el comandante intentó persuadir al hombre para que entregara el arma, pero en actitud violenta se revolvió contra él e intentó apuñalarle, llegando incluso a causarle tres cortes en el costado de carácter leve.
El guardia civil efectuó entonces un disparo al aire, pero al ver que no se amedrentaba, tuvo que dispararle a la pierna para poder reducir al supuesto agresor, vecino de la localidad.
Una vez que fue arrestado por la Guardia Civil fue trasladado al Hospital de Motril, donde permanece ingresado bajo custodia de este cuerpo de seguridad, han añadido las fuentes.