Las inspecciones urbanísticas de pisos solo podrán hacerse con orden judicial

Una sentencia da la razón a un empleado que fue sancionado con 300 euros por no dejar entrar a la Policía Local para supervisar los trabajos que estaba haciendo en una vivienda
Un juez obliga al Ayuntamiento de Zaragoza a solicitar una orden judicial siempre que vaya a realizar una inspección urbanística en un domicilio. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 dictó una sentencia a finales de 2008 en la que daba la razón al empleado de una empresa de muebles de cocina, que se encontraba en una vivienda trabajando e impidió a dos agentes de la Policía Local acceder a supervisar las obras. Fue sancionado con 300 euros. Fuentes de Urbanismo aseguraron que este procedimiento ya se cumple.

Los hechos ocurrieron en enero de 2007 en el barrio de Las Delicias. El empleado de Eldicar, el nombre de la tienda, se encontraba solo en la vivienda del cliente, cuando la Policía Local intentó entrar. Este les facilitó su identidad y la licencia de obra menor, pero no les dejó pasar “porque no tenía autorización de los propietarios”. Los agentes abrieron diligencias por cometer una infracción leve al “impedir el ejercicio de la función de vigilancia del cumplimiento de la legalidad urbanística”. El empleado demandó al ayuntamiento y el juez le ha dado la razón y ha obligado al consistorio a pagar las costa, que ascienden a 250 euros.