Tráfico pretende limitar a 30 por hora la velocidad en el 80% de las vías urbanas

Interior cree que es posible que el 2009 acabe con menos de dos mil muertos en las carreteras

Limitar a 30 kilómetros por hora la velocidad en el 80% de las vías urbanas. Ese es el objetivo de la Dirección General de Tráfico (DGT), que firmará un convenio con la Federación Española de Municipios y Provincias para reducir la siniestralidad en las ciudades. Así lo explicó ayer en Gijón la directora del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de Tráfico, Ana Ferrer, en la inauguración del primer Encuentro de Ciudades para la Seguridad Vial.

Según Ferrer, Tráfico pretende que los ayuntamientos se impliquen de forma decidida en el tema de la seguridad vial. Para lograrlo, se quiere promover la elaboración de planes de movilidad segura en los municipios e incluso una ordenanza municipal que les permita acometer medidas urbanísticas que acompañen a la limitación de velocidad, como elevar algunos cruces o señalizar zonas de riesgo para los peatones.

Policías que no pisan el acelerador

policiaradar

Fuente: La Razón.es

  • Los agentes tendrán que pagar las multas por exceso de velocidad
  • No podrán saltarse radares ni semáforos sin perder puntos

Buenas noticias para aluniceros, bandidos y maleantes en general. A partir de ahora, si los policías nacionales les pillan «in fraganti» o les dan alcance tras una llamada a emergencias, puede que no vayan a pisar el acelerador para atraparles. Al menos, si hay un radar cerca.

Sigue leyendo

Tráfico elimina de las infracciones que restan puntos las que no arriesgan vidas

Se suprime el margen de permisividad de 10 kilómetros en multas por velocidad

dgtLa reforma de la Ley de Seguridad Vial, que ya está en el Congreso para su tramitación, está plagada de cambios y novedades. Para empezar, se ha revisado el listado de infracciones que restan puntos -en vigor desde julio de 2006, cuando se puso en marcha el nuevo permiso- con el objetivo de eliminar aquéllas que no tienen una incidencia destacada en la mortalidad en calles y carreteras. Pero también con la intención de introducir o endurecer las sanciones que refuerzan el reproche a los temerarios o a quienes quieren zafarse del control de los agentes o de los radares.

Sigue leyendo