La grúa no podrá retirar el coche de la zona azul y se permite detectar radares

Fuente: USPLA

  • La Comisión de Interior aprueba una batería de enmiendas que reforma el régimen sancionador en materia de tráfico
  • La nueva Ley de Seguridad Vial se debatirá la semana que viene en el Congreso

Un vehículo aparcado en zona azul sin la debida autorización no podrá ser retirado por la grúa aunque sí podrá ser multado, según una enmienda aprobada ayer en la Comisión de Interior del Congreso a la reforma del régimen sancionador en materia de tráfico, que ahora pasará al pleno de la Cámara Baja.

Sigue leyendo

Anuncios

Tráfico elimina de las infracciones que restan puntos las que no arriesgan vidas

Se suprime el margen de permisividad de 10 kilómetros en multas por velocidad

dgtLa reforma de la Ley de Seguridad Vial, que ya está en el Congreso para su tramitación, está plagada de cambios y novedades. Para empezar, se ha revisado el listado de infracciones que restan puntos -en vigor desde julio de 2006, cuando se puso en marcha el nuevo permiso- con el objetivo de eliminar aquéllas que no tienen una incidencia destacada en la mortalidad en calles y carreteras. Pero también con la intención de introducir o endurecer las sanciones que refuerzan el reproche a los temerarios o a quienes quieren zafarse del control de los agentes o de los radares.

Sigue leyendo

Cada año se imponen 15 millones de sanciones de tráfico

  • Un 30% de las multas nunca se pagan
  • Un conductor acumula ya 92 sanciones firmes que no ha abonado

multas

Un 30% de las aproximadamente tres millones y medio de multas de Tráfico que se imponen cada año nunca se llegan a pagar, un porcentaje que aumenta al 75% en el caso de las infracciones de circulación denunciadas por los ayuntamientos, según datos de la Dirección General de Tráfico.

La DGT tiene en su “lista negra” a 45 conductores que ostentan en su historial más de 50 sanciones firmes cada uno. Se dan casos “sangrantes”, como un conductor que acumula ya 92 sanciones firmes que no ha pagado, u otro que ya debe a Tráfico 30.000 euros, entre multas firmes y en trámite.

Entre todos los cuerpos policiales dedicados a la seguridad vial que existen en España -Guardia Civil, Mossos d’Esquadra, Ertzaintza, Policía Foral de Navarra y policías locales- se imponen cada año unas quince millones de multas de tráfico.

Sigue leyendo

Modificación del procedimiento sancionador

El Gobierno modificará la ley de tráfico para cobrar todas las multas y en menos tiempo

El procedimiento sancionador en materia de tráfico va a cambiar sustancialmente una vez empiece a aplicarse el proyecto de ley que modificará la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que ayer fue aprobado por el Consejo de Ministros. Para el Gobierno, el actual procedimiento sancionador es «excesivamente largo», el sistema de notificaciones es «poco operativo» y las cuantías de las sanciones «se fijan de manera discrecional dependiendo más del lugar en donde se comete la infracción que del hecho en sí mismo».

De esta forma, amparándose en el objetivo de que «no tenga cabida la impunidad del infractor», el Gobierno ha diseñado una estrategia normativa para agilizar el cobro de las multas y lograr el cobro efectivo del «cien por ciento de las que se impongan». El objetivo final es recaudar más dinero, antes y limitar la capacidad de recurso de los infractores.

gc-denunciandoHay que tener en cuenta que Interior inicia cada año más de 15 millones de expedientes sancionadores y que en la actualidad un porcentaje muy alto -en torno al 40%- de estos nunca se acaban cobrando, pues terminan quedándose atascados en el farragoso proceso administrativo.
Sólo una notificación
El proyecto determina que «bastará con una única notificación» al infractor en lugar de las tres que deben realizarse ahora, en tres días seguidos y en horas distintas si el multado no es localizado en su casa. Tráfico entiende que el sistema actual de cobro de multas es «excesivamente largo» y «beneficia a quienes desean que se alargue para quedar impunes por la falta de medios (de la Administración) para concluir el procedimiento y cobrar las multas». Y pone un ejemplo: «Actualmente, cuando un exceso de alcohol sólo tiene la consideración de infracción administrativa, pueden pasar, como mínimo, cinco meses hasta que se ejecute la sanción y se pierdan los puntos correspondientes. Sin embargo, cuando el exceso de alcohol adquiere la consideración de delito el castigo se impone en sólo 72 horas».

Sigue leyendo